Como seleccionar el nombre de la Empresa

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien diversos factores como el producto o servicio, la estrategia de mercado, las imágenes y colores y un buen modelo de negocios son indispensables para que una empresa tenga éxito, no logran ser suficientes si no existe un buen nombre que englobe todo eso.

Ya que nos preocupamos porque tu empresa tenga un gran éxito, aquí te van tres recomendaciones que Peter Gasca y cofundador de Wild Creations tiene para tu empresa en cuanto al nombre.

– Las grandes empresas tienen entre cinco y 10 letras en su nombre ¿quieres ejemplos? Mattel (6), Hasbro (6), Google (6), Yahoo (5), Citibank (8), Starbucks (9), Ford (4), Honda (5), Apple (5), Exxon (5), Mobil (5), Cisco (5), Verizon (7)… y podemos continuar con la lista. La idea es que el nombre sea corto, simple y reconocible.

En México grandes ejemplos son Cúrsame (7), Cultus (6), Los Loosers (10), Kangou (6), Repartodo (9), Easy Taxi (8) y Facturama (9).

Para que tenga más impacto, trata de que este nombre sea fácilmente reconocible en una línea de asunto de un correo electrónico y en Twitter y Facebook.

– Trata de que tanto el logo como el nombre de la marca quepan en un soplo espacio o que el logotipo sea lo suficientemente reconocible al igual que el nombre. ¿Ejemplos? Apple y su manzana ¿qué otro logo podría tener? IBM es su logo y nombre al mismo tiempo, al igual que HP o DELL.

– Volvemos a las redes sociales. El nombre de tu empresa debe asegurarse un lugar en redes (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram, Reddit y más) sin que se pierda, porque esto mejora la optimización de motores de búsqueda (SEO). Sólo trata de que no se pierda o… ¿acaso sería atractivo que tu empresa se llamara de una forma, pero que en redes sociales tuviera que nombrarse de otra porque simplemente no fue original?

– Recuerda que debes tener una marca homologada en todas las plataformas. Si no es así, la gente puede confundirse o, en el peor de los casos, seguir a una cuenta que tomó el nombre de tu empresa.

Pero hay más cosas a tener en cuenta. Microsoft tiene un excelente artículo escrito por Jorge Jiménez Ramírez quien es profesor en el Departamento de Humanidades de la Universidad Europea de Madrid y que también funge como colaborador en centros de educación superior como Middlebury College.

Jiménez Ramírez proporciona algunos puntos a tomar en cuenta:

– Olvida el abecedario. Anteriormente era muy común que muchas empresas tuvieran un nombre que iniciara con ‘a’ por simple comodidad al buscar en las páginas amarillas; sin embargo, gracias a la tecnología esto además de muy visto, ya no tiene sentido.

– Haz que las palabras hagan referencia. Toma en cuenta la industria en la que está tu compañía y dale un nombre que le haga referencia. Puede ser no sólo sustantivo, sino también un adjetivo, adverbio o verbo.

– Renuncia al inglés. Olvida el genitivo sajón. Eso pudo estar muy bien influenciado por una cadena de pizzas, sin embargo no todo debe ser igual. Además es muy común que gracias al deseo de ser o parecer internacional el nombre de la empresa sea en inglés, pero ¿qué tal si pruebas con raíces latinas o griegas que son parte importante de nuestro idioma?

– Haz música. Si tu empresa, industria y el nombre que estás pensando se presta, ¿por qué no darle un toque musical? Muchas veces una palabra o dos pueden darle un sentido armónico a la filosofía de tu compañía.

– Di no a los acrónimos o al apellido. A veces decir quiénes somos, de dónde venimos y qué proponemos en un mismo nombre suena muy atractivo. Pero las marcas no necesitan más de eso. Incluso en las industrias donde esto está más arraigado (abogados, arquitectos y diseñadores) ya está muy visto.

– Recuerda que vivimos ya en una aldea mundial. Esto sólo significa que tu nombre debe ser fácilmente recordable y pronunciable en todos los idiomas posibles. Te aconsejamos no incluir letras como ‘ñ’ o dígrafos como ‘ch’, ‘ll’, ‘rr’, ‘qu’; y siempre en menor medida letras como ‘r’, ‘j’, ‘y’, y ‘z’.

– Investiga qué quieren decir las palabras. Un gran ejemplo es el modelo Mitsubishi Pajero que se llama Montero en España. Esto sólo obedece a una razón: evitar desperdiciar dinero y evitar una caída en la reputación de la marca sólo por ignorar que lo que en un sitio está bien visto, en otro puede ser un insulto.

– ¡Juega! ¡Juega con las palabras y los sentidos! Sólo de forma que esto no se preste a malas interpretaciones u ofensas. Siempre puedes combinar tu industria, lo que haces y algo que lo refleje. Kangou es un buen ejemplo, pues se refiere al canguro, un animal que lleva una bolsa integrada para cargar a sus crías, pero que también refiere al proyecto: entregas por bicicleta; es decir, chicos que llevan algo cargando para entregártelo.

Te invitamos a que cuando pienses en el nombre de tu empresa, lo reflexiones y veas más allá del inglés. El español es un idioma rico tanto en su presente como en su pasado y las palabras que incorpora día a día lo hacen uno de los más expresivos del mundo.

Recuerda que no sólo debes innovar con tu producto o servicio, sino también con el nombre de tu empresa. Esa es su carta de presentación.